viernes, 27 de diciembre de 2013

Nota y foto del Día de los Inocentes, 28 de diciembre de 2013

Prohíbe Congreso local la difusión de canciones racistas

Gerardo Ceja García

Influenciados por el cambio de nombre del pastelillo “Negrito” a “Nito”, en sesión extraordinaria, la Comisión de Derechos Humano, encabezada por Juan Alberto Federico Valdivia Alvarado, Arturo Torres Ledesma y Carlos Castro Ceseña, y la de Derechos Humanos, integrada por Edith Aguilar Villavicencio, Jisela Paes Martínez y Guadalupe Olay Davis, propusieron una iniciativa con proyecto de ley para prohibir la difusión, interpretación y venta de canciones racistas en el estado de Baja California Sur.

La razón es para evitar que niños y jóvenes refuercen estereotipos que pudieran generar algún tipo de discriminación, principalmente contra la gente de color.

La iniciativa, que fue aprobada por mayoría, prohíbe cinco canciones de tono racista: “El Negrito Sandía”, “Negrito Bailarín”, “La Negra Tomasa”, “El Negro José” y “(Negrita) Cucurumbé”.

En la exposición de motivos, los diputados señalaron que dichas canciones provocan menosprecio porque hace énfasis en el color de la piel y no en las cualidades y bondades de los personajes a los que se refiere. “Son estereotipos que han marcado a generaciones quienes creen que todas las personas de color son malhabladas, perezosas, caníbales, seres del inframundo y no estar conforme con su tono de piel”, explicaron los legisladores.

Y es que, de acuerdo con los autores de la iniciativa, cada una de las canciones tiene elementos que denigran a estas personas. Ejemplificaron con algunas estrofas: “… al aprender a hablar, salió más deslenguado que un perico de arrabal”; “Hey amigo, lo compré para ve' bailar a uste', ¡perezoso mueva los pies!”; “Esa negra linda que me tiene loco que me come poquito a poco”; “Eres diablo pero amigo Negro José” y “Quería ser blanca como la luna, como la espuma que tiene el mar”.

Se contemplan penas de tres meses a un año de prisión.

Los responsables de las comisiones agradecieron el apoyo de todos los legisladores a esta iniciativa, pues reconocieron que a pesar del receso por las fiestas decembrinas ningún diputado faltó a esta histórica sesión celebrada el 28 de diciembre, Día de los Inocentes.

El exalcalde y exdiputado federal, Víctor Castro Cosío, incursionó en el negocio de la panadería. Rodeado de sus más cercanos amigos, entre ellos la reina Isabel II, inauguró su local en donde ofrece los mejores panes de la ciudad. La ubicación del negocio está en la calle Día de los Inocentes. (Gerardo Ceja García)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada