jueves, 1 de noviembre de 2012

La muerte no es opción, prevenirla sí

Sala de velación del Patronato Mutualista y Sindical de Servicios Funerarios del Estado de BCS, A. C.
Gerardo Ceja García
cejagarcia20@gmail.com

La muerte para cualquier ser humano es inevitable, y los sabemos muy bien. Lo que ignoramos es cuándo sucederá y por eso muy pocas personas se preparan para su llegada, tanto en el aspecto espiritual como en el económico.
El grueso de la población paceña busca ofrecer un funeral digno y modesto porque sabe que difícilmente podrá despedir al ser querido con lujo y pompa, ya que un sepelio económico en La Paz cuesta alrededor de 17.000 pesos. En él se incluye: preparación del cuerpo, ataúd, sala de velación, carroza y la fosa. El precio varía si se decide cremar al difunto.
Es común escuchar comentarios como: “Nomás me metes en una bolsa para la basura y me tiras por ahí”. Ojalá fuera tan sencillo. En realidad, cuando la muerte se presenta en el círculo familiar cercano, nos enfrentamos a situaciones que afectan el ánimo y la economía, y más cuando llega repentinamente. Lo ideal es que “Dios nos agarre confesados” y preparados con un plan de servicios funerarios.
En nuestra ciudad capital podemos contratar servicios funerarios a futuro. Con el pago de una cuota de inscripción y una cómoda mensualidad dispondremos de un servicio adecuado sin tener que hacer un fuerte desembolso. Es importante aclarar que los datos aquí presentados son orientativos y se recomienda que el interesado pregunte ante cualquier duda a los patronatos.
-Parque Funerario Jardines del Recuerdo-
Ubicado en la carretera al Sur, kilómetro 4.5, frente a la UABCS, teléfono: 128-02-99, administrado por Minerva Hernández. Este patronato depende del gobierno municipal. El costo de inscripción es de 210 y la mensualidad de 57 pesos. El servicio consta de: preparación del cuerpo, ataúd metálico económico, sala de velación, carroza y fosa; lo anterior cubre al titular y a su familia en primer grado. También se presta el servicio de cremación. Está abierto para toda la población y lo puede contratar cualquier persona menor de 60 años.
-Patronato de Servicios Funerarios de la 8 de Octubre-
Conocido como velatorio del PRI, está ubicado en Sierra la Victoria sin número, entre San Javier y San Pedro Mártir, en la II Sección de la colonia 8 de Octubre. Teléfono 121-26-87. Beatriz de la Peña es la administradora. Presta los servicios de: preparación del cuerpo, ataúd, sala de velación, carroza y fosa. No ofrece el servicio de cremación. La cuota de inscripción es de 200 pesos y la mensualidad de 55. También está abierta a toda la población menor de 60 años y el servicio cubre a los familiares en primer grado.
-Patronato Mutualista y Sindical de Servicios Funerarios del Estado de BCS, A. C.-
El Patronato Mutualista se encuentra en Reforma entre Lic. Verdad y Josefa Ortiz de Domínguez, teléfono 122-21-12 y es administrado por Laura Elena Valdivia Verdugo. Cuenta con los servicios de: preparación del cuerpo, ataúd, sala de velación, carroza y fosa. Tampoco ofrece el servicio de cremación. A diferencia de los dos primeros patronatos, el Mutualista solo brinda servicios a agrupaciones con más de 30 socios: sindicatos, instituciones de gobierno (ya sean federal, estatal o municipal), empresas de la iniciativa privada. El costo de inscripción es de 400 y la mensualidad de 50 pesos. También cubre a los familiares en primer grado.
Los patronatos son asociaciones civiles que se mantienen únicamente con las cuotas de sus afiliados, con excepción de Jardines del Recuerdo que depende del Ayuntamiento de La Paz. Por ello, si usted deja de pagarlas se le suspendería el servicio. En caso de que el titular muere, los familiares pueden continuar con el mismo contrato, siempre y cuando se mantengan al corriente con las mensualidades.
Hay que destacar la labor ardua y generosa de las administradoras para mantener activos estos servicios, porque no resulta fácil equilibrar los costos y gastos que representa un entierro. Los tres patronatos son instituciones sólidas y serias que garantizan el servicio ofrecido, su función es apoyar a las personas en un momento tan difícil como lo es la pérdida de un ser querido.
-Cuando llega la muerte sin avisar-
Cuando no tenemos la cobertura de un servicio funerario y no contamos de momento con dinero para enterrar a nuestro muerto, el gobierno municipal cuenta con la Dirección de Atención Ciudadana, cuya función es ayudar a las personas con diversos apoyos, entre ellos el de un sepelio.
Felipe López Soto, director de Atención Ciudadana del XIV Ayuntamiento de La Paz, nos explica que la ayuda consiste en brindar a la familia el servicio funerario completo. Antes se hace un rápido estudio socioeconómico y de acuerdo a éste el doliente pacta la forma de liquidar al municipio el costo del servicio. Solamente cuando el fallecido no cuenta con algún familiar, o nadie reclama el cuerpo, el Ayuntamiento asume, por ley, el costo total del entierro.
López Soto dejó en claro que Atención Ciudadana no paga servicios a terceros. Si la persona que sufrió la pérdida firma con alguna empresa funeraria privada, el gobierno municipal no tiene la facultad de pagar por él y quedará todo entre la empresa y el firmante.
Aunque el servicio privado por lo regular es más caro, en La Paz se cuenta con las funerarias San José y Del Carmen que ofrecen un servicio a bajo costo y que por 6.000 pesos incluye: trámites, preparación del cuerpo, ataúd y carroza. La velación se lleva en algún domicilio particular y el pago por la fosa se hace por cuenta propia. La señora Irene Rubio de Ceseña y su esposo Francisco Javier Ceseña Osuna, propietarios de las funerarias, tienen 45 años trabajando en nuestra ciudad capital.
Ya sea contratando un servicio funerario, comprando un seguro por muerte o ir ahorrando para cuando llegue el momento, es un buena manera de decirle a nuestra familia cuánto la amamos y de mitigar las penas por nuestra partida. De esta forma, podemos descansar verdaderamente en paz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada